Infraestructura y Cloud

Digital is Human

Diseño e implantación de soluciones cloud seguras, escalables y altamente disponibles

La Nube nos ha traído un modo distinto de consumir, gestionar y utilizar tecnología.

La Nube como paradigma pone en nuestras manos la elasticidad y flexibilidad que hace que nuestras necesidades tecnológicas se puedan adaptar como un guante a nuestras necesidades de negocio, que es, a fin de cuentas, a quien ha de servir la tecnología.

El Cloud Computing o la Nube es una tecnología que nos permite almacenar y acceder de manera fácil sencilla y desde cualquier lugar a los archivos a través de Internet sin la preocupación por la capacidad de almacenaje de nuestro ordenador y reducir la carga de trabajo de nuestro dispositivo local. Estas nubes pueden ser públicas, privadas o híbridas.

Hay tres modelos de implementación de la nube:

  • Infraestructura como servicio (IaaS): son aquellas aplicaciones que les permiten a los usuarios utilizar los recursos de hardware del proveedor. Es decir, el usuario se beneficia de las capacidades de toda una infraestructura física.
  • Plataforma como servicio (PaaS): son aquellas aplicaciones que les permiten a los usuarios conectarse a una plataforma virtual. Es decir, el usuario se beneficia de las capacidades tanto del software como de un hardware.
  • Software como servicio (SaaS): son las aplicaciones propiamente dichas. Es decir, el usuario se beneficia de las capacidades del software en sí.

Elegir entre la tipología de nube, gestionar un entorno multicloud o controlar los costes asociados son algunos de los retos a los que se enfrentan los departamentos TIC

Adicionalmente, la seguridad es una de las claves de máxima prioridad a la hora de desarrollar una estrategia en la nube.

Avalon aconseja de forma particular en función de un análisis de requerimientos, infraestructuras y capacitación a sus clientes, para implementar el tipo de nube idóneo para su organización:

  • La nube pública, suele tener una infraestructura multiuso. Lo bueno de esta solución es que el cliente no tiene que hacerse cargo de su mantenimiento, solo se aprovecha de sus sistemas.
  • La nube privada es una solución destinada a un uso exclusivo por parte de una empresa, que puede tener un Data Center propio o puede haber hecho un contrato con algún operador y hacer un alojamiento de aplicaciones o servidores. Es la propia empresa cliente la que tiene que encargarse de comprar o arrendar el hardware y el software, ponerlo en marcha y mantenerlo.
  • La nube híbrida emplea una combinación de infraestructura de las dos nubes anteriormente explicadas. Según las necesidades que van surgiendo y el tipo de carga de trabajo, con este tipo de solución la organización puede usar tanto los recursos alojados en la nube pública como los alojados en la privada.

Su uso supone una reducción de costes para las organizaciones, al eliminar la necesidad de invertir en comprar, instalar y mantener costosas infraestructuras de hardware y software

Estas aplicaciones son alojadas en un proveedor remoto, el cual permite que los usuarios accedan a ellas a través de internet en el momento que lo deseen y desde cualquier dispositivo.

Las ventajas de las aplicaciones en la nube para una empresa son innumerables:

  • Conexión multidispositivo: es posible conectarse a las aplicaciones desde cualquier dispositivo con conexión a internet.
  • Disponibilidad constante: las aplicaciones se encuentran disponibles 24/7, todos los días del año. Lo cual permite ser usadas en cualquier momento.
  • Acceso ubicuo: se pueden acceder a las aplicaciones desde cualquier parte del mundo.
  • Alto rendimiento: el rendimiento de las aplicaciones es alto gracias a que usan los recursos y la potencia de sus proveedores.
  • Bajo consumo de recursos: debido a que usan la potencia de sus proveedores, las aplicaciones no consumen los recursos de los usuarios.

Avalon ayuda a las empresas a migrar hacia la nube de manera exitosa, ágil y amigable. Trabajamos con proveedores tecnológicos lideres como Amazon Web Services, Microsoft Azure, IBM Cloud, Google Cloud y Oracle Cloud.

En Avalon hemos adoptado tres buenas prácticas para lograr que la migración a la nube sea satisfactoria

1. Enfoque cloud-first: Al plantear una migración a la nube, esta pregunta tendría que ser obligatoria: «¿Por qué queremos migrar a la nube?». Y para que la migración sea un éxito, toda la organización tendría que entender sus beneficios y comprender las implicaciones profundas del cambio de paradigma que supone y la nueva mentalidad que requiere de todo el equipo y de la organización en su conjunto.

2. Comenzar por poco y por lo más fácil: Para garantizar el éxito de una migración cloud hay que empezar por poco y mostrar a toda la organización los beneficios que aporta contar con los datos en la nube. Cuanto más adeptos haya dentro de la organización, más cerca estará la misma de adoptar un enfoque cloud-first y aprovecharse de todos sus beneficios.

3. Automatizar al máximo: Conviene dedicar tiempo a revisar los procesos y a establecer otros nuevos que puedan ser aprovechados a medida que se realiza la migración. Si no todos los aspectos se pueden automatizar, hay que determinar cuidadosamente cuáles pueden serlo y capacitar al equipo para las tareas manuales.

En Avalon ofrecemos a nuestros clientes los mejores servicios de migración cloud para que estos puedan aprovecharse del nuevo entorno y puedan adelantar así a la competencia en el mercado.

Qué nos hace diferentes

Asesoramos a las organizaciones en su migración a la nube, no solo a nivel técnico, sino también a nivel de cultura empresarial, ya que este nuevo paradigma requiere un cambio de mentalidad a nivel organizacional, en los directivos y sus equipos.

Álvaro Genovés, Director de Proyectos — Avalon

Conoce el resto de nuestros servicios